Saltar al contenido

Miedo al Rechazo

miedo al rechazo

El miedo al rechazo es una conducta bastante común entre los seres humanos y que aparece ante la posibilidad de no ser aceptado por las demás personas.

Las variables que intervienen para que se active este temor que puede llegar a incrementar de manera dramática los niveles de estrés en los individuos son diversas. Una primera posibilidad es que ese proyecto al que tantas horas y noches de desvelo has dedicado no resulte ganador por lo que podrás sentirte rechazado.

Un individuo enamorado ante la negativa de la otra persona o la indiferencia quizás llegará a sentirse realmente triste y derrotado ante el amor no correspondido.

Aquel al que le asignaron llevar a cabo una exposición frente a un auditórium copado por una gran cantidad de personas podría ser capaz de plantearse el peor de los escenarios si llegara a equivocarse.

Son múltiples los factores que pueden detonar en las personas el miedo al rechazo pero por lo general obedece a una sola raíz.

¿En qué consiste el miedo al rechazo?

A diferencia del miedo como emoción básica, que se relaciona con la preservación de la vida, este temor posee otros matices.

Está estrechamente relacionado con la naturaleza gregaria del ser humano, lo cual conlleva a que la pertenencia a grupos sea determinante.

Resulta poco probable que un individuo logre desarrollarse sin la ayuda y la interacción con las personas de su especie.

Este es uno de los motivos que se ha heredado que convierten la aceptación de otras personas en un factor tan relevante.

El miedo al rechazo, por ende, está basado en el temor a ser despreciado por la sociedad y excluido de los grupos.

Por esta razón, muchos individuos pueden pasar su vida o parte de esta evitando el rechazo a toda costa y para lograrlo optan por no exponerse.

El no exponerse significa que no se mostrarán ante el mundo tal y como son, es probable que finjan ser de otra manera y que actúen de forma contraria a como se sienten.

Una persona con miedo al rechazo puede mostrar la tendencia a no expresar sus opiniones por miedo a ser diferente al grupo al que pertenece.

El miedo al rechazo puede producir que una persona siga la mayor parte del tiempo una conducta de evitación por medio de la cual consiga alejarse de cualquier posibilidad de rechazo.

Consecuencias del miedo al rechazo

A pesar de que es normal sentir un poco de temor ante la posibilidad de no ser aceptado por las demás personas, esto se transforma en un problema en la medida en que se convierte en un factor limitante.

Es decir, si el miedo a la no aceptación implica que determinada persona deje de hacer aquello que le gusta, decida no expresarse o manifestar sus emociones entonces ya se trata de una problemática.

Todas y cada una de las personas, frente a determinados desafíos o circunstancias, experimentan miedo pero la mayoría sigue adelante y aprende a vivir con ello.

En cuanto los individuos no se dejan vencer por sus temores, los miedos van disminuyendo en intensidad y cada vez resulta más sencillo continuar con las dinámicas diarias.

Sin embargo, algunos no logran superar estas barreras que les alejan de su verdadera identidad y de todo lo que desean lograr.

Este miedo contribuye a que no se atrevan a trabajar por lo que quieren y que no logren mostrarse ante las demás personas como quienes realmente son.

El miedo al rechazo, aunque es normal hasta cierto punto, si logra entorpecer la vida de una persona puede estar enraizado en una baja autoestima.

La autoestima baja y el poco sentido de valía contribuyen a que una persona conceda una importancia exagerada a la aprobación externa.

En ese caso, el individuo no poseerá un manejo de sí mismo ni la fortaleza para aceptar y superar de manera sana el rechazo.

El rechazo para alguien con baja autoestima podría convertirse en algo insuperable.

Por el contrario, la persona que goza de una autoestima sana, está consciente de sus defectos, virtudes y de lo que vale, se sentirá quizás un poco incómoda ante un rechazo pero lo superará y continuará adelante.

¿Cómo enfrentar el miedo al rechazo?

Lo primero a tomar en cuenta es reflexionar acerca de la importancia de la aceptación externa. Si en tu caso eres capaz de ir en contra de tus valores y creencias por complacer a tus compañeros de grupo con la finalidad de ser aceptado, es un buen momento para trabajar el miedo al rechazo.

No se trata de que no te afecte el hecho de que rechacen tu proyecto o tus propuestas amorosas, es completamente normal que te sientas mal.

Sin embargo, ese revés no puede determinar el curso de tu vida y si es así entonces es hora de analizar las causas de tus acciones.

Es importante revisar tu autoestima y auto-concepción ya que en la medida en que te valores y te aceptes a ti mismo la importancia hacia la aprobación externa disminuirá en gran medida.

Otra forma de superar el miedo al rechazo es enfrentar aquello a lo que le temes, es decir, si te aterra hablar en público este temor disminuirá en la medida en que lo hagas.

Tomar en consideración que todas las personas son iguales y que también podrían tener los mismos temores que tú te ayudará a mirarlas con humanidad.

Además, a medida que practicas y realices mayor cantidad de presentaciones ante una audiencia, el miedo será más llevadero y fácil de enfrentar.

Llama Ahora
Dirección